TIPS: Cómo Blanquear Los Dientes Naturalmente Y En Casa

Blanquear los dientes naturalmente desde la comodidad de tu casa es una opción económica y efectiva, para proyectar una dentadura blanca perlada y una bonita sonrisa.

dientes blancos

No te quedes sin aliento si has notado un desagradable color amarillo, y  tampoco creas mucho en esos dientes blancos como la nieve que a veces muestran algunos modelos en las publicidades y estrellas de la gran pantalla.

El blanco no es el color natural de los dientes, más bien se asemeja a un tono marfil y está condicionado por aspectos genéticos, hábitos alimenticios y consumos de medicamentos, por sólo nombrarte algunos.

Existen muchos métodos caseros, productos y procedimientos para desmancharlos, y que en tan sólo un día podrás deshacerte de esas horrendas manchas que han apagado tu sonrisa.

¿Por qué los dientes se ponen amarillos?

Sé que al levantarte por las mañanas lo primero que haces antes de cepillar tus dientes es explayar los labios, para examinar tu dentadura y descartar que hayan sido atacados por agentes que atentan contra ellos.

Revisas minuciosamente si no tienes caries y si aún preservas un blanco reluciente como un chiclets Adams. Pero si te ves las piezas dentales manchadas ya es motivo de alarma. A veces los dientes suelen ponerse amarillos, pero ¡tranquila!, eso tiene solución, y aquí te expongo algunas razones.

Manchas externas de los dientes

Si ves que tus dientes están un poco amarillentos, eso es normal. Los dientes no son tan blancos como te lo muestran los modelos de publicidades o celebridades de cine. Ellos e someten a procedimientos y métodos caseros, parecidos o iguales a los que aquí vas a conocer.

Las manchas extrínsecas son las que visualizas en la parte exterior del diente, y se producen por algunos alimentos y bebidas que consumes y que contienen pigmentos, ácidos y cromógenos, como  el café,  té negro y uvas, por citarte algunos. Fumar también empeora este proceso.

Manchas dentales a nivel interno

Las manchas intrínsecas aparecen en el esmalte o la dentina (una capa de marfil dentro del diente). Algunos medicamentos tienen este efecto, sobre todo durante la niñez, cuando los dientes todavía no están del todo formados.

En la adultez, algunos tipos de enjuagues bucales que tratan la gingivitis, suelen decolorar los dientes si se usan frecuentemente. El exceso de flúor también contribuye a manchas la dentadura. Igualmente, los tratamientos como la quimioterapia que se realizan en la cabeza y cuello, hacen que los dientes cambien de tonalidad.

Otras causantes del color amarillo

dientes amarillos

Hay otras dos causas: el envejecimiento y la genética. Puede ser que tu familia tienda a tener los dientes más oscuros, y eso simplemente no se puede solucionar.

Este tipo de problemas tiene que ver con que el esmalte dental se pone fino. Cuanto más delgado es, más transparente se hace, razón por la que el color de la dentina se nota. Quienes tienen un esmalte dental grueso tienen dientes más blancos. Al envejecer este esmalte también se hace más fino, lo que explica que los adultos mayores tengan dientes más amarillos.

Bebidas y alimentos que manchan tus dientes

Hay muchos alimentos que manchan tus dientes. Veamos cuáles son.

El café

Esta bebida causa daño, a gran escala, a la tonalidad natural de los dientes, porque tiene alto grado de cromógenos (sustancias con gran poder de pintar o tinción).

Refrescos, bebidas azucaradas y energéticas

Los refrescos y bebidas azucaradas atentan contra la salud dental, porque el exceso de  azúcares los mancha y genera caries. Igualmente, las bebidas energéticas también ocasionan daños gravísimos al esmalte de la dentadura por su alto contenido de ácidos.

Todos los tés cambian el olor de tus dientes, pero el té negro y rojo son los más dañinos para el aspecto de tu dentadura, porque a cortísimo plazo le da un toque amarillento desagradable.

Vino

Cuando vas a un restaurante, muchas veces acompañas tus comidas con vino blanco o tinto para darle un toque de glamour al momento, más aun cuando estás acompañada del chico chica que te encanta, pero es necesario que sepas que el vino tinto menoscaba la estética de tu dentadura.

El vino es un enemigo acérrimo por tres razones: por su acidez, presencia de taninos y cromógenos. Si lo bebes a diario tus dientes van a tender a oscurecer a un color púrpura.

Vinagre y salsa de soya

Los colorantes de la salsa de soya y el ácido del vinagre, desgastan y manchan la dentadura.

Caramelos

dulces dientes amarillos

Como tienen mucha cantidad de colorantes y azúcares, amenazan los diente con salirles caries.

Frutas y verduras de color agudo

Las cerezas, arándanos, moras, remolacha y verduras son algunos de los alimentos que tienen ácidos y potentes pigmentos que se adhieren a tus dientes y los macha.

Alimentos que no manchan

Lácteos

La leche y derivados como el queso y yogurt, contienen calcio que ayudan a mejorar el estado de los dientes.

Frutas y verduras

Las frutas de textura fuerte y fibrosa contribuyen con la limpieza de los dientes, porque hacen segregar bastante saliva lo que neutraliza los ácidos perjudiciales para el esmalte y reduce el riesgo de caries. Estas son algunas de las frutas y verduras fibrosas: manzana, apio, espinacas, coliflor y zanahorias.

Dato curioso

Estoy segurísima que durante toda tu existencia has pensado que cuando mudas tus dientes originales los que vienen creciendo son de hueso. ¿Eso habías creído verdad? Pues fíjate que has estado muy lejos de la realidad.

Por su color y tacto parecen que fueran de huesos, pero NO lo son. Los dientes tienen un mineral llamado hidroxiapatita que le dan tal apariencia. Este componente también se encuentra en los huesos. La hidroxiapatita es conocida como sal de fosfato de calcio hidroxilada que constituye el 70% de la dentina y el marfil.

Beneficios de unos dientes sanos

Si tienes buenos hábitos para mantener una excelente salud dental, jura que tus dientes no serán flanco de enfermedades, y podrás presumir una excelente apariencia en tu rostro.

Fíjate todas las ventajas de las que gozarás si cuidas tus dientes como debe ser.

  • No se te caerán.
  • Puedes pronunciar las palabras claramente.
  • Muestras una sonrisa hermosa.
  • Tienes una imagen presentable.
  • Trituras bien los alimentos.
  • No tendrás placa dental.
  • Ahorras dinero tratamientos dentales costosos.
  • Mantienes buen aliento.
  • No sufres dolores de muelas, que por cierto, son horribles..
  • No tienes que pasar por el temible aparatico bulloso que utilizan para curar las muelas.
  • Tienes dientes blancos

Remedios caseros para blanquear los dientes

blanquear los dientes

Si has olvidado sonreír porque tus dientes están manchados, realiza en casa algunos métodos caseros muy efectivos que los blanquearán naturalmente en menos de un día y te devolverán una bonita sonrisa.

Bicarbonato con jengibre

Cuando combinas el bicarbonato con el jengibre se forma una pasta que cumple un efecto exfoliante que desprende el sarro de los dientes. Esta sustancia endurecida que se adhiere a la dentadura (sarro), también es responsable de que los dientes se tornen amarillos.

No obstante, no abuses de este tratamiento casero; te sugiero lo practiques sólo dos veces por semana para no desgastar el esmalte que lo recubren.

¿Qué ingredientes necesitas?

  •    2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  •     1/4 cucharadita de jengibre en polvo
  •     3 gotas de aceite esencial de menta.

¿Cómo prepararlo?

Mezcla los ingredientes y viértelo en un recipiente que quede bien tapado y donde no le dé luz directa. Antes de aplicarla en los dientes, moja  primero el cepillo de dientes, coloca la pasta dental y agregas la pasta de jengibre con bicarbonato. Cepilla y enjuaga.

Exfoliante de fresa con sal

Es un extraordinario desmanchador. La vitamina C que contiene la fresa ayuda a eliminar la placa dental y las manchas oscuras; mientras que el bicarbonato de sodio aclara los dientes más rápido de lo que tú piensas, a un bajo costo y sin dañarlos.

¿Qué ingredientes necesitas?

3 fresas

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

1 pizca de sal gruesa

¿Cómo prepararlo?

Tritura bien las fresas hasta quedar como una papilla, salpícalo de sal y espolvorea ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Coloca la mezcla en el cepillo y frota los dientes durante cinco minutos.

Luego, enjuaga la boca con agua y vuelve a cepillar los dientes, pero esta vez,  con tu pasta dentífrica normal. Te recomiendo que hagas este tratamiento dos o tres  veces a la semana, para que no sufras de sensibilidad.

Aceite de coco

Otro método casero para desmanchar los dientes es el aceite de coco. Esta fruta tiene propiedades antimicrobianas, razón por la cual, anula la placa bacteriana, además de conservar las encías en estado saludable.

¿Qué ingredientes necesitas?

1 cucharadita de aceite de coco.

¿Cómo prepararlo?

Ponte en la boca una pequeña ración de aceite de coco, algo así como una cuchara pequeña. Trata que esta sustancia oleosa resbale por toda tu dentadura durante 5 minutos, Después enjuaga y cepilla tus dientes con crema dental.

Limón y sal

Para lograr un blanqueamiento dental perfecto usa limón con sal. Es un extraordinario exfoliante dental y súper económico.

Qué ingredientes necesitas

Limón y sal

¿Cómo prepararlo?

Vierte en una tacita una cucharadita de sal con una cuchara grande de jugo de limón recién exprimido. Revuélvelo y luego lo unes con la pasta dental, cepíllate los dientes suavemente por espacio de 30 segundos exactamente, ni un segundo más ni un segundo menos. Realiza este  tratamiento cada 20 días.

¿Qué hacer para blanquear los dientes?

  1. Evita los manchadores de dientes: si ingieres algún alimento que mancha, cepíllate inmediatamente y usa un buen blanqueador dental casero o acude al dentista.
  2. Si comes diariamente una manzana, su textura rígida y fibrosa te ayudará a limpiarlos dientes.
  3. Cambia tu cepillo de dientes cada tres meses, para no transferir bacterias a tu boca.
  4. Si quieres que tus dientes queden bien limpios, coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados contra las encías y frota despacio con movimientos circulares. No ejerzas demasiada fuerza al restregarlos.
  5. Limpia tu lengua: Asea tu lengua todas las mañanas con un raspador para remover la placa bacteriana que se forma durante la noche. Esta placa es la que produce el mal aliento.
  6. Haz gárgaras con vinagre de manzana: hazlo en horas de la mañana y luego cepilla como acostumbras a hacerlo con tu pasta dental. El vinagre ayuda a quitar las manchas, blanquea los dientes y elimina las bacterias de la lengua y encías.
  7. Utiliza enjuague bucal: pero asegúrate que no contenga demasiado alcohol para que no te reseque las membranas de la boca y hacerlas vulnerables a las bacterias.
  8. Cepíllate los dientes al levantarte y antes de acostarte: la razón es porque la saliva protege los dientes de la placa bacteriana causante de caries, y ésta se seca durante la noche; así que lo mejor es eliminar la placa antes de ir a la cama.
  9. Utiliza labiales fuertes que hacen la ilusión blanqueadora: Si eres mujer elige un labial de color fuerte, puede ser coral, rojo o vinos, ya que hacen la ilusión óptica que los dientes se vean más blancos.

Agua oxigenada o carbón activado nocivo para los dientes

Si te han recomendado hacerte un blanqueamiento dental con carbón activado o agua oxigenada, haz caso omiso. Estas sustancias son peligrosas para la salud bucal. Ya te explico por qué.

El carbón activado se utiliza para purificar agua y absorber sustancias perjudiciales en caso de envenenamiento. Hay quienes promueven la técnica de blanquearlos con este carbón, basándose en que equilibra el PH de la boca y elimina las caries. Pero, odontólogos aseguran que esta sustancia puede provocar daños permanentes en la dentadura, porque su efecto equivale a utilizar una lija.

En tanto, el agua oxigenada también es perniciosa para la cavidad bucal. Además de que NO aclara las manchas dentales, te daña las encías, lengua, labios, mejillas internas,  esmalte dental, y te puede producir sensibilidad. Así que no inventes.

Productos blanqueadores para dientes

productos blanqueadores

El peróxido de hidrógeno está presente en algunos blanqueadores dentales y productos de higiene bucal. Y tú te preguntarás: ¿qué es y para qué sirve y ese fulano peróxido de hidrógeno?

El peróxido de hidrógeno se utiliza en algunos dentífricos, enjuagues bucales y blanqueadores dentales. Es un producto químico muy reactivo que contiene hidrógeno y oxígeno.

También existe el peróxido de carbamida que es un producto químico compuesto por peróxido de hidrógeno y urea. Tanto el de hidrógeno como el de carbamida se utilizan como decolorantes en productos dentales y para el cabello. También se usa en bajas concentraciones en enjuagues bucales como desinfectante, para proteger contra la placa e inflamación de las encías.

Técnicas y procedimientos para blanquear dientes

¿Quién no quiere lucir una dentadura perfecta y de un blanco perlado? Todo el mundo. Por eso el blanqueamiento dental forma parte de los tratamientos con más demanda en las consultas odontológicas.

Esta técnica cosmética comprende dos fases: la clínica y la ambulatoria. En la sesión clínica se protegen los tejidos blandos peribucales y se coloca al paciente un gel de peróxido en boca. Este procedimiento dura unos 30 minutos aproximadamente.

Se expone la dentadura a una luz fría, tipo led, para potenciar el efecto blanqueador deseado. En esta fase, se logra blanquear el diente hasta dos veces más del tono natural. Esta técnica es bueno hacerla cada cinco años.

La segunda fase se realiza desde la casa, aplicándote por varios días un gel blanqueador durante horas, a través de unas férulas. Luego que te sometes a este tratamiento, aparecerán efectos secundarios como hipersensibilidad dental, pero esa molestia durará poco tiempo.

Los resultados de un blanqueamiento dental profesional duran muchísimo tiempo, y su mantenimiento debes hacerlo una vez al año.

Tiras blanqueadoras

Si quieres obtener una sonrisa radiante en apenas una hora, usa las tiras blanqueadoras, otra técnica efectiva para desmanchar los dientes. Están recubiertas con gel de peróxido y se usa un par de tiras diariamente, durante media hora.

El modo de uso es súper sencillo, sólo destapa un paquetico y te aplicas una tira en los dientes superiores y la otra en los inferiores. Dependiendo de la marca, unas se disuelven en la boca y otras debes retirarlas.

Pluma de blanqueamiento

También contiene peróxido. Para usarla retira la tapa, mírate en el espejo y explaya una sonrisa mientras aprieta la plumilla para que salga el gel que pintará tus dientes. Mientras tengas la sustancia en la dentadura mantén la boca abierta por 30 segundos.

Luego que culmines el tratamiento, espera 45 minutos sin comer ni beber nada para lograr el resultado deseado.

Sí a los dientes blancos, NO a la Blancorexia

Te aplaudo por preocuparte en querer tener una dentadura perfecta, blanca y brillante como el nácar; pero el “fin no justifica los medios”. No caigas en las garras de la obsesión.

Muchas personas hacen lo que sea, y de manera muy recurrente, para tener dientes blancos. La blancorexia es un trastorno psicológico que impulsa a las personas a realizarse blanqueamientos frecuentes y sin supervisión médica, y esto puede afectar negativamente la salud oral.

Riesgos de blanquear los dientes sin control

Los especialistas advierten que si te haces estos procedimientos en los dientes sin control de un especialista, existe la posibilidad que se te agrieten, te ocasione hipersensibilidad dental o lesiones de la pulpa dentaria que pueden producirte la muerte o la pérdida de una pieza por necrosis pulpar.

En resumen

No inventes aplicándote cualquier cosa que te digan por allí sin tener conocimientos al respecto, porque en vez de solucionar el problema lo agudizarás, deteriorando por completo tu dentadura y las mucosas de tu boca.

Primero que todo, atiende las recomendaciones impartidas por tu odontólogo, y por supuesto, las que te ofrecemos en este blog.

Ya te hemos explicado que el color de tu dentadura depende de la higiene bucal que mantengas y tu alimentación.

Ahora bien, si genéticamente tiendas a tener dientes amarillos, podrás mantener la tonalidad clara y la salud de tu dentadura si evitas el cigarro, alimentos que perjudican el esmalte dental y visitando periódicamente al dentista. Solo así proyectarás unos dientes blancos, sanos, y una sonrisa pepsodent.